LO QUE SE DESCONOCE DE LA EYACULACIÓN PRECOZ

problemas de ereccionLa gente de la calle, cuando habla u oye hablar de eyaculación precoz, entiende y se representa, a veces dándole un tinte jocoso y pintoresco al tema, el simple hecho fisiológico, resultado de factores puramente orgánicos, ante los que el interesado nada, puede hacer o muy poco. A lo más se representa el cabreo del hombre y la frustración de él y de su compañera. Ninguna sospecha de los factores psicológicos, emocionales y socioculturales que han podido generar o agravar el problema. Tampoco se manifiesta la problemática que subyace, las horas de angustia, las relaciones rehuidas, las disculpas dadas, las maquinaciones de su mente ante un comportamiento ajeno a su control, cómo lo vive la mujer o las separaciones de parejas por tal motivo (Matesanz, 2000).
Pero el profesional con experiencia terapéutica conoce la complejidad del problema que, a veces, no se soluciona solo con prolongar unos minutos más el coito; es consciente de que la respuesta sexual no depende solo del estímulo ni del elemento biológico, sino principalmente de creencias, elementos psíquicos, culturales y educacionales, así como de experiencias vividas anteriormente por muchos de los hombres que tienen este problema. Es consciente de la diversidad de factores que pueden influir en quien padece eyaculación precoz: el medio en el que ha vivido, el entorno familiar y social determinado, la formación, las experiencias sexuales, así como la concepción errónea de la naturaleza y causas del problema por las que a veces toma actitudes que agravan más que mitigan el problema. Quien piensa, por ejemplo, que su problema se debe a excesiva excitación sexual, a veces evita los contactos de su compañera/o e, incluso, cualquier trato con las mujeres; otros, con la misma creencia, por el contrario, repiten varias veces el coito con la esperanza de que ello reduzca la excitación.
Los hombres que acuden a consulta no se pueden desprender de las ideas socialmente incorporadas que estigmatizan el problema; alguno arrastra con su problema serias carencias psicológicas. Con frecuencia presentan diferentes características personales, familiares, educativas, de relación interpersonal, así como mentalidad, información errónea sobre la naturaleza, causas o solución esperada y sobre las necesidades afectivas y sexuales de su compañera/o.
No podemos hablar, pues, de los eyaculadores precoces como de un grupo homogéneo; más bien de un grupo con características personales muy diversas en varios aspectos.
Un porcentaje nada desdeñable de pacientes, además de la dificultad de control eyaculatorio, padecen un segundo o un tercer problema sexual o psicológico, circunstancia raramente contemplada en los estudios sobre el tema. Una tercera parte de los pacientes que asistieron a nuestra consulta con problema de control eyaculatorio tienen otro problema sexual o psicológico, prescindiendo de ansiedad, inseguridad y temores en el acto sexual que acompañan a la mayor parte de estos hombres, como veremos más adelante. Señalamos como segundo problema más frecuente en estos pacientes los complejos corporales, problemas de erección, problemas de pareja, educación sexual o religiosa rígida y dificultad de relacionarse con mujeres.
Incluso entre los eyaculadores precoces que no tienen un segundo problema, existen diferencias; unos la padecen desde el principio de tener relaciones sexuales, otros solo posteriormente; unos tienen el problema con determinadas mujeres, otros con todas; unos nunca han conseguido la penetración, otros se corren durante la penetración, otros resisten varios minutos, pero consideran que es insuficiente, etc. Los problemas de eyaculación son, por otra parte, los más frecuentes entre los problemas secundarios de nuestros pacientes.
Deducimos, pues, que cuando hablamos de eyaculación precoz no nos referimos a una entidad unidimensional, sino a identidades muy diversas, por lo que encontramos en los autores una gran diversidad de definiciones de este problema.

http://www.eyaculacion-precoz-tratamiento.es

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>