LA EYACULACIÓN PRECOZ Y SUS MITOS

depresion-consulta-de-sexologia-madrid

 

Como en muchos comportamientos sexuales, existen en relación con la eyaculación masculina mitos, falacias o falsas creencias. Esta falsa creencia comienza a divulgarse como algo comprobado y real, y se convierte en un mito, algo que muchos aceptan y en lo que creen sin que se planteen nunca la duda sobre su veracidad.

La historia de la mayor parte de los pueblos está cargada de mitos consagrados al sexo y, en especial, al pene, que en la antigüedad estaba ligado al culto de la fecundidad. Las figuras en forma de falo servían a los romanos como objetos de utilidad cotidiana: formas fálicas se contemplaban en lámparas, en campanillas en la entrada de la casa, en los jardines y en los campos como protectores contra los ladrones y augurio de buenas cosechas; se utilizaban en las encrucijadas para indicar al caminante la dirección adecuada, en los muebles como elemento decorativo, o colgadas al cuello de las personas como amuleto protector contra las desgracias y los malos espíritus.

Al igual que los mitos sobre la sexualidad en general, los mitos o concepciones erróneas sobre la eyaculación precoz en el hombre no suelen aparecer en la conversación diaria porque entre hombres sólo suele tratarse el sexo a modo de cachondeo, a través del chiste o como de oídas. La patente o casi evidente falsedad de estas concepciones erróneas o mitos sobre la eyaculación precoz no impide que se sigan manteniendo en una sociedad como la nuestra, en la que no hay revista ni cadena de televisión que no dedique algún espacio a temas sexuales.

 

Del libro La eyaculación precoz, Biblioteca Nueva (A. Matesanz)

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>